En la mira: centrar las respuestas locales a la violencia sexual y de género en las comunidades afrocolombianas

La desmovilización de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (“FARC”) desde noviembre de 2016 ha creado un vacío de poder, ya que múltiples fuerzas se disputan las zonas que antes controlaban las FARC. En muchas zonas, mayoritariamente afrocolombianas de Colombia, esto ha dado lugar a nuevas vulnerabilidades a la violencia sexual y de género a manos de paramilitares, guerrillas, narcotraficantes, actores estatales y grupos de interés mineros y agrícolas. El acceso a la justicia para las supervivientes de la violencia sexual y de género, relacionada o no con el conflicto, es un desafío importante.

Facebook
Twitter
Pinterest
Email